#nonosvanaaburrir

Comunicado de la Asociación 3 de Noviembre de 1730 Fuerte Santa Bárbara

Una vez más, debemos tristemente contemplar cómo, en cuánto a lo que historia de La Línea concierne, para algunos ésta empieza en 1939.

Leemos cómo el  Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con una empresa para la limpieza y mantenimiento de los búnkeres, dentro de lo que califican como «proyecto de revalorización de la arquitectura defensiva del istmo». Mientras el Fuerte de Santa Bárbara, único monumento que permitiría conocer el origen de nuestra ciudad y primer bastión de esa arquitectura defensiva de la que nos hablan, se desmorona día a día ante la falta de mantenimiento, como ya hemos denunciado en varias ocasiones. 

Hemos de recordar cómo conforme a la Ley 16/1985, de 25 de junio, del Patrimonio Histórico Español tienen la condición de Bien de Interés Cultural (BIC) en La Línea de la Concepción:

    • la Cueva del Extremo Sur (identificador RI-51-0011465, fecha de registro 25 de junio de 1985),
    • la Plaza de Toros (identificador RI-51-0011557, fecha de registro 15 de mayo de 2007),
    • la Torre Nueva (identificador RI-51-0007597 y fecha de registro 22 de junio de 1993) y
    • el Fuerte de Santa Bárbara (identificador RI-51-0008999 y fecha de registro 21 de noviembre de 1994).

Igual ocurre si buscamos los búnkeres, ya no como BIC, sino al menos dentro del Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. Tampoco. En La Línea solo figura la Villa de San José: Jardines Municipales Saccone (Paseito Chacón). De hecho, ni siquiera el Ayuntamiento incluye en su página web a fecha de hoy los búnkeres como patrimonio histórico artístico de nuestra ciudad.

Pese a ello, el objetivo claro del Ayuntamiento va dirigido a poner en valor los búnkeres. Frente a un único Fuerte Santa Bárbara, sólo en la Bahía de Algeciras se construyeron más de 500 búnkeres entre 1939 y 1945, cifra que se eleva a miles en todo el territorio español (en la frontera hispano-francesa se construyeron 6.000).

Es decir, no hablamos de «monumentos» únicos como el Fuerte o escasos, son, repetimos miles en toda España y cientos en el Campo de Gibraltar. Y nunca se usaron para lo que se construyeron.  Es además curioso que, cuando está en boca de todos qué hacer con el Valle de los Caídos e incluso algunos piden su demolición porque fue construido con prisioneros del franquismo, fueron también esos prisioneros, los llamados Batallones Disciplinados de Soldados Trabajadores, los que dieron vida a los búnkeres.

Como ya hemos tenido ocasión de decir, antes de que nuestra Asociación apareciera en escena, nadie se ha preocupado por la recuperación y puesta en valor de nuestro patrimonio. No se ha presentado nunca proyecto alguno, por ejemplo, a la oferta educativa sobre los búnkeres, no se han presentado proyectos «particulares» que pongan en valor los búnkeres, salvo el ahora dirigido por el propio Ayuntamiento bajo ese pretexto de «revalorización de la arquitectura defensiva del istmo» que olvida el origen precisamente de esa arquitectura: la línea de contravalación y su único monumento accesible, el Fuerte de Santa Bárbara.

Por nuestra parte seguiremos luchando para el el origen de La Línea sea algún día puesto en el lugar que le corresponde. Mientras tanto, la limpieza del Fuerte Santa Bárbara seguirá corriendo por cuenta de iniciativas como la de nuestra Asociación, las desarrolladas por Verdemar, o como la realizada por un grupo de jóvenes noruegos.  Todo ello mientras se pueda acceder al Fuerte sin peligro alguno, porque, como igualmente hemos denunciado ante el Ayuntamiento por escrito -sin respuesta- y solicitado una intervención en las ruinas del Fuerte Santa Bárbara ante el deterioro del mismo, la utilización del mismo por incívilizados que dejan a sus animales hacer todas sus necesidades o incluso mueven las piedras para hacer «circuitos» de mountain bike.

Por nuestra parte poco más podemos hacer que seguir luchando por la puesta en valor de lo que creemos es el patrimonio más importante que tiene nuestra ciudad y nuestra historia.